El escándalo en torno al Gobierno de Córdoba por la compra de semen en 259 millones de pesos sigue generando novedades, mientras legisladores de la oposición continúan reclamando que se aclare esta situación vinculada, nada menos, a los fondos públicos en medio de una pandemia.

Mirá también: ¿Cómo empezó el escándalo por la compra del semen?

En las últimas horas se anunció que han suspendido al empleado que cargó este dato en una planilla de gastos del fondo especial covid-19, según ha hecho conocer el ministerio de Salud de la provincia.

Aun cuando no está claro el destino de esos 259 millones de pesos, las autoridades sancionaron al empleado, argumentando que “a esta altura de las circunstancias esos errores generan muchas sospechas. Por eso abrimos un sumario de investigación y la persona que estaba a cargo fue suspendida”, sostuvo el ministro de Salud, Diego Cardozo, en diálogo con radio Pulxo.

Días atrás, la legisladora María Rosa Marcone, de Encuentro Vecinal, pidió informes sobre una rendición que aparece en el portal de los gastos del fondo especial para el coronavirus, donde aparecía la compra de semen por 259 millones de pesos, servicio de plantación de cultivos por 19,5 millones de pesos y hasta una caseta de vigilancia por 2,8 millones de pesos.

Desde el Gobierno dijeron que estos gastos eran “un error de carga” y que no se habían gastado esos dineros públicos, ante lo que Marcone presentó un nuevo pedido de informes.