La diputada "agradeció a Dios" por la muerte del exgobernador cordobés y recibió otra denuncia en la Justicia debido a su intolerancia.


La denuncia penal contra la diputada Elisa Carrió por “intolerancia democrática” que presentó este lunes un abogado en Buenos Aires por sus dichos sobre la trágica muerte del ex gobernador de Córdoba José Manuel de la Sota, cayó en el juzgado de Claudio Bonadio.

El magistrado, sin embargo anunció que se tomará una licencia para realizarse chequeos médicos.

“Gracias a Dios que murió de la Sota, porque ahí sí sabían lo que es una denunciadora”, había asegurado días atrás Carrió en una visita a Córdoba para apoyar a Mario Negri, candidato de Cambiemos a la gobernación de esa provincia.

La diputada nacional no despertó aplausos sino críticas, que escalaron hasta la denuncia presentada por el letrado Daniel Igolnikov en Comodoro Py.

“La intolerancia democrática encuadra en la conducta de la diputada. Si utilizan el cargo para maltratar, y sobran ejemplos, nos vamos de mambo”, afirmó Igolnikov, abogado denunciante.

Debido a la licencia de Bonadio, quien entenderá en la causa será el juez Sebastián Casanello.






Comentarios