El defensor jugó un partido para el olvido y es el único que podría estar presente en ese sector para el partido contra Godoy Cruz.


El defensor de Belgrano, Marcelo Herrera tuvo una tarde para el olvido en la última línea del Pirata, puesto que en el primer gol, Sand le robó la pelota y marcó antes de los 4 minutos del inicio del encuentro.

En el segundo, se resbaló y no pudo llegar a cubrir el hueco que había dejado la partida de Quiroga.

Herrera lamentó la derrota y dijo que las distracciones fueron las responsables. Precisamente una de ellas que lo tuvo como protagonista fue la que abrió el marcador.

Esto es lo que dijo.






Comentarios