Pero no fue el único. El Rey de España también le cambió el nombre a Borges. Mirá la trastienda de lo que pasó en el Teatro San Martín.


“Imaginemos si acá los argentinos hablásemos argentino y los peruanos, peruano, y los bolivianos, boliviano, y necesitásemos traductores para hablar con los uruguayos”.

Con esa frase el presidente Mauricio Macri intentó graficar la importancia del lenguaje al inaugurar el VIII Congreso Internacional de la Lengua Española que se celebra en Córdoba con la presencia de los reyes españoles. 

Por el contrario, Macri prefirió hablar de “la primer (SIC) vuelta al mundo”, al referirse a la expedición comandada por Juan Sebastián Elcano tras la muerte de Fernando de Magallanes.

Pero, el presidente no fue el único que cometió errores en su discurso. Por caso, la visita ilustre del Congreso de la Lengua, el rey Felipe IV, le cambió el nombre a uno de los grandes escritores argentinos.

“Para no olvidar a Jose Luis Borges”, dijo su excelencia por Jorge Luis.






Comentarios