El cordobés figura entre las 11 personalidades elegidas para ingresar al Hall de la Fama 2019 de la Federación Internacional (FIBA). El reconocimiento será en Beijing. 


Fabrizio Oberto, integrante de la “generacion dorada” del básquetbol argentino, figura entre las 11 personalidades elegidas para ingresar al Salón de la Fama 2019 de la Federación Internacional (FIBA) de ese deporte.

Oberto integró la “generación dorada” con jugadores de la talla de Emanuel Ginóbili y Andrés Nocioni, entre otros, y logró la medalla la medalla de oro en los Juegos Olimpicos de Atenas 2004y la de plata en el Mundial de Indianápolis 2002.

El cordobés fue campeón con Atenas y luego jugó en el Olympiacos de Grecia (1998-99), en el Tau Cerámica (1999-2002) y el Pamesa Valencia (2002-2005).

También jugó en la NBA en San Antonio Spurs (2005-2009), el Washington Wizards (2009-2010) y Portland Trail Blazers (2010). En 2013 regresó a Atenas, su club de origen.

Entre los 11 elegidos para el Hall de la Fama de la FIBA (un reconocimiento a quienes colaboraron mundialmente con el básquet) figuran nombres ilustres como el estadounidense Alonzo Mourning, la brasileña Janeth Arcain y el entrenador montenegrino Bogdan Tanjevic.

La promoción 2019 entrará oficialmente en el Salón de la Fama de la FIBA tras una ceremonia que tendrá lugar en Beijing el 30 de agosto venidero, en la víspera de la Copa del Mundo.

En el descanso del partido inaugural del Mundial, el 31 de agosto, tendrán el reconocimiento de los aficionados.






Comentarios