El césped del Gigante de Alberdi está resembrado y hay dudas  por saber si llegará en condiciones a la última fecha de la Superliga.


Mientras Belgrano volvió a las prácticas en la tarde del 25 de marzo en el predio Armando Pérez pensando en el partido ante Lanús del domingo, a las 13.15, en Buenos Aires, hay un manto de dudas sobre si el campo de juego del Gigante llegará en condiciones para recibir a Godoy Cruz por la última fecha de la Superliga el primer fin de semana de abril. La posiblidad latente es que el partido se juegue en el estadio Kempes.

El césped, que no estuvo en buenas condiciones en casi ningún partido de 2019 (fue sancionado económicamente por el mal estado presentado cuando el Celeste recibió a Boca), está en proceso de resembrado.

La cuenta de Twitter @yosoyfutbol publicó una foto del estado actual que alimentó la duda sobre un posible cambio de escenario para la despedida del Pirata como local ante los mendocinos en un juego que puede determinar la permanencia o no del equipo en la Superliga Argentina.

BAJO LA LLUVIA. Después de tener el domingo 24 de marzo libre, el plantel retomó los entrenamientos de cara al partido ante Lanús del próximo domingo. Se espera la recuperación de Marcelo Meli, lesionado ante Racing, para saber cómo puede llegar a jugar el equipo dirigido por Diego Osella.






Comentarios