La crisis del sector automotriz genera preocupación e incertidumbre a futuro.


Tras el anuncio de Fiat de cerrar su línea de producción de cajas en abril, se incrementa la preocupación en los trabajadores del sector automotriz en Córdoba.

En tal sentido, voceros del gremio Smata han expresado su incertidumbre sobre el futuro y la amenaza de pérdidas de fuentes de trabajo en las terminales automotrices cordobesas. 

“La situación es complicada y lamentable porque no tenemos algo a futuro. No hay proyectos, no hay interés por la industria, por la actividad productiva. En el caso de los trabajadores de Smata tendríamos que hablar de que el 95% está afectado por suspensiones o despidos”, señaló Leonardo Almada, secretario de prensa de Smata Córdoba, a Infobae.

El cierre de la línea de cajas de la Fiat impactaría sobre 300 trabajadores de la firma y de modo indirecto a unos 1.200 trabajadores más. Al respecto, el titular de la Cámara de Industriales Metalúrgicos de Córdoba, Eduardo Borri dijo que  “el poder multiplicador de empleo es 4 a 1, es decir, un puesto que se pierde en la terminal, directamente va a afectar a 4 a nivel proveedores”, comentó en diálogo con Radio Universidad.






Comentarios