Hubo un recibimiento en las afueras del estadio y banderas de agradecimiento para el Cholo Guiñazú.


Ni los jugadores que iban en el colectivo de la empresa Andesmar ploteado con el escudo y los colores de Talleres se lo esperaban. Muchas agrupaciones de hinchas albiazules armaron un recibimiento distinto a los jugadores que llegaban al Kempes para jugar con Colón.

En el estacionamiento de la zona sur del estadio, se juntaron más de 400 hinchas portando banderas de gran tamaño, la mayoría con el número 98 pintado, recordando el año en el que le ganaron a Belgrano la final más importante de la historia y muchas bengalas. Y, cuando divisaron el colectivo que traía al plantel, empezó la fiesta.

La mayoría, después que pasó el colectivo con los jugadores que se sorprendieron al ver tanta gente esperándolos antes de entrar al Kempes, justificó ese recibimiento para agradecer el momento y para seguir homenajeando a Pablo Guiñazú que, el viernes, anunció su retiro del fútbol profesional.

Las mismas agrupaciones hicieron una bandera especial de una camiseta gigante, en la platea Gasparini, con la palabra “Cholo” y el número 5.

Bandera Cholo Guiñazú

La previa del primer partido post Guiñazú empezó distinta para Talleres y Vía Córdoba estuvo allí.






Comentarios