"El lanzamiento de un candidato a gobernador de Córdoba por parte del kirchnerismo busca afectar la gestión actual", dijo Pichetto.


El senador nacional y dirigente de Alternativa Federal (AF) Miguel Angel Pichetto sostuvo que el lanzamiento de un candidato a gobernador de Córdoba por parte del kirchnerismo busca afectar la gestión actual y las posibilidades electorales del peronismo provincial.

“Es una evidencia de la voluntad (de Cristina Fernández de Kirchner) de afectar la marcha del gobierno y de la candidatura de (Juan) Schiairetti, pero no va a poder producir un impacto negativo”, dijo Pichetto en declaraciones a Radio Con Vos.

El Frente Ciudadano de Córdoba que representa al kirchnerismo provincial anunció durante el fin de semana la candidatura del diputado nacional Pablo Carro a gobernador para las elecciones del 12 de mayo en lo que se entendió como una respuesta de la ex Presidenta a Schiaretti ante su negativa al diálogo.

Según Pichetto, el lanzamiento de la candidatura de Carro es también una muestra de la “activa actuación” de la ex jefa de Estado en “la política de estructuración de su fuerza, que es Unidad Ciudadana”.

En ese sentido consideró el hecho como demostrativo de la imposibilidad de que pueda llegar a la unidad de todo el peronismo a partir de una renuncia de Fernández de Kirchner en favor de la “candidatura de consenso” del ex ministro de Economía Roberto Lavagna.

“La hipótesis de que pueda bajarse es tan falsa como la de creer que Macri se va a bajar”, dijo Pichetto, quien defendió la eventual postulación de Lavagna: “Lo veo más decidido y con más convicción”.

Pichetto también consideró que la primera vuelta electoral arrojará un escenario de “tres tercios” entre Cambiemos, Unidad Ciudadana y Alternativa Federal, y no descartó que Mauricio Macri quede afuera de la segunda vuelta: “En las elecciones de México (en 2018), el entonces presidente (Enrique Peña Nieto) salió tercero, con 14 por ciento de los votos”, recordó.






Comentarios