Los hinchas de la "T" explotaron y enmudecieron al estadio del San Pablo. Era a los únicos a los que se escuchaba. 


Los hinchas de Talleres hicieron de todo para estar, estuvieron en las buenas y en las malas, en el Argentino A y obviamente en la Copa Libertadores. Y en la noche de este miércoles hicieron explotar el Morumbí.

Las más de 3.000 almas albiazules que coparon el estadio del San Pablo no pararon de alentar en todo el partido e hicieron que sus jugadores se sintieran locales. El empate 0-0 que les dio la clasificación a la tercera fase de la Copa Libertadores hizo delirar a los “Matadores”.

En un momento fueron los únicos que se escucharon y sorprendieron a todos.

Mirá el video:






Comentarios