El unquillense fue uno de los homenajeados en el Córdoba Open y se refirió a lo trascendental que es contar con un ATP250 en casa.


El viernes lideró un mini tenis en el predio del Kempes y el sábado presenció el partido en el que el cordobés Juan Ignacio Londero conseguía el pase a su primera final en un torneo ATP. Posteriormente fue uno de los homenajeados por el Córdoba Open. David Nalbandian marcó presencia en el certamen que, desde este año, forma parte del calendario internacional.

Precisamente, el Rey David fue el último campeón que tuvo Argentina en un torneo local y lo hizo hace más de 10 años, en Buenos Aires 2018 y nada menos que con Diego Maradona alentándolo desde la tribuna. Él, mejor que nadie, sabe lo que significa jugar como local.

En el Córdoba Open hubo un reconocimiento al tenis de Córdoba.

“Jugar en casa no tiene precio, es espectacular. Te puedo asegurar que cualquier jugador que lo haya hecho o lo vaya a hacer no se lo olvida más, por lo bueno y por lo malo. Tenés mucha presion y la sensación en la cancha es distinta a la que sentís en cualquier otro lugar del mundo. Eso hace que la presión sea distinta y que uno lo sienta diferente”, dice a Vía Córdoba el extenista.

Y agrega: “Tener otro torneo ATP en Argentina es muy bueno para los chicos que vienen y ojalá que los que están lo sepan aprovechar. Tener dos torneos de este nivel en nuestro país es increíble. También hay muchos más Futures (el escalón anterior a los Challengers) que antes, muchos más torneos para los profesionales que recién están empezando. Ojalá pueda seguir mucho tiempo y puedan aprovecharlo”.

El cordobés fue homenajeado junto a otros extenistas cordobeses y ésta fue una manera de reconocer el trabajo y el sacrificio de todos ellos, quienes hicieron prácticamente toda su carrera profesional jugando lejos de su público.

Con este torneo está latente la posibilidad que los jugadores argentinos puedan afianzarse en el circuito, pero también mostrarse ante su gente. “Hay que tratar que los chicos aprovechen y ojalá que cada vez haya más jugadores que nos representen y que puedan jugar más ante su gente, que es algo que no tiene precio. Poder jugar por los puntos, en un torneo importante y como local, no tiene precio. Pero por sobretodo que lo disfruten”, cerró el cordobés, ex número 3 del mundo.

En el Córdoba Open hubo un reconocimiento al tenis de Córdoba.






Comentarios