Desde este martes y hasta el sábado inclusive, el plantel entrenará en el predio de Villa Esquiú, por la mañana. 


El plantel de Belgrano se entrenó este martes en el predio de Villa Esquiú, pensando en lo que será el encuentro ante Boca Juniors del próximo domingo, por una nueva fecha de la Superliga.

Los celestes arrancaron el año con dos empates sin goles, ante Unión de Santa Fe y Argentinos Juniors, por lo que la faceta ofensiva del equipo es la que debe tratar de solucionar el DT Diego Osella, teniendo en cuenta la falta de gol.

En la jornada de este martes los trabajos se basaron en un juego en espacios reducidos, mientras que previo a saltar a la cancha de entrenamiento hubo análisis de video y una sesión corta en el gimnasio.

Para el juego ante el xeneize Belgrano tendrá un cambio obligado, ya que el defensor Marcelo Herrera se fue expulsado el sábado ante el Bicho, por lo que el técnico Osella deberá decidir en la semana a quien ubica en su posición.

El encuentro ante Boca será clave para el Pirata con respecto a su anhelo de mantener la categoría, ya que tiene el tercer peor promedio con 1,081 y tiene que empezar a ganar si no quiere complicarse demasiado cuando faltan ocho fechas para el final del campeonato.






Comentarios