Se llamaba Pampero, se desplomó en uno de los palenques y los veterinariosno pudieron reanimarlo. 


La muerte de un caballo en el Festival de Doma y Folclore de Jesús María volvió a encender la polémica por la utilización de estos animales como parte del espectáculo del tradicional encuentro veraniego cordobés.

El hecho ocurrió en la noche de éste martes, cuando uno de los equipos estaba a punto de salir del palenque número 3, sufrió un accidente que lo dejó inmóvil en el campo de la Doma.

Rápidamente fue asistido por los veterinarios de equinos en el lugar hasta que fue trasladado a otro sector por una ambulancia para reservados.

Jesús María.

Este miércoles, la comisión del Festival informó que no hubo reacción por parte del animal y le tuvieron que practicar la eutanasia.

“La médica veterinaria nos informa que, lamentablemente, no dio resultado el tratamiento médico que se le suministro en estas horas al caballo y que, con consentimiento del propietario, se tomó la decisión de aplicarle la eutanasia”, dice el comunicado oficial.

Denuncia y marcha. Por su parte, Andrea Heredia, titular de la fundación Sin Estribos, confirmó a Radio Mitre Córdoba que realizarán una denuncia y una marcha por el hecho.

Jesús María.

 “Hicimos la denuncia, nos constituimos en querellantes y ofrecimos pruebas en la fiscalía de Jesús María”, remarcó al programa Siesta Animal.

Sobre las circunstancias del hecho, Andrea explicó: “Pampero llega al palenque y aparentemente cae de golpe. Una teoría es que se golpeó la cabeza con el palenque y la otra es que el animal se haya desnucado – que es muy frecuente -”.

“La ley dice que está prohibido hacer sufrir a los animales, no importa el tiempo que dure”, dijo.

“Yo fui tipo 11 y me dijeron desde la fiscalía que hacía una hora se había pedido permiso al dueño para sacrificarlo porque el caballo no daba más”, relató la abogada proteccionista.

En otro orden, confirmó que este viernes, desde las 18, llevarán a cabo una marcha desde el CPC de la avenida Monseñor Pablo Cabrera hasta la sede del Festival, para manifestarse en contra de la práctica de la doma.






Comentarios