Le ganó el amistoso a Rosario Central por penales. Una alentadora presentación y lo que dijo el DT. La mala, lesión de Suárez.


Un Belgrano que en este arranque de año está obligado a mejorar y mucho para permanecer en Primera, empezó bien el 2019 derrotando a domicilio a Rosario Central, campeón de Copa Argentina.

El amistoso terminó 1 a 1, y el Pirata se llevó la copa de verano en juego al vencer por penales, 4-2. Así lo analizó el DT Diego Osella.

Juan Brunetta, de penal, anotó el gol en los 90 minutos y jugó un aceptable partido, sobre todo en el primer tiempo, que fue lo mejor del Celeste.

El socio ideal fue Matías Suárez, a quien le cometieron la falta en el penal que Brunetta tradujo en gol. El alerta se dio en la segunda parte, cuado el capitán Celeste pidió el cambio, por un dolor en la rodilla derecha, a la que le aplicaron hielo.

En la tanda de penales definió Martín Rivero, otro que mostró interesante nivel. Jugaron dos de los refuerzos como titulares. El zaguero Marcelo Herrera y el lateral uruguayo Christian Ameyda, mejor el segundo que el primero.

En la segunda parte ingresó el colombiano Mauricio Cuero, por Suárez. El tercero de los siete refuerzos de un Belgrano al que todavía le falta un 9, y que no tendrá a Tobías Figueroa, muy cerca de Barcelona de Ecuador.






Comentarios