Ocurrió el lunes por la noche y la víctima es una empleada doméstica de 20 años. El detenido sería ex Comisario.


En la noche del martes, una vivienda de barrio Marechal fue escenario de un hecho que involucró violencia de género, intento de abuso y agresión con un arma de fuego por parte del acusado.

La denuncia fue realizada por una empleada doméstica, de 20 años, que trabajaba en la casa de quien sería un ex comisario de la Policía de Córdoba y que habría intentando abusar de ella, en la noche.

La derivación del hecho involucró disparos de armas de fuego, que el acusado realizó contra un grupo de vecinos que se había citado en el lugar una vez conocida la denuncia de la joven Graciela Rodrigo, de 20 años.

En un largo testimonio ante las cámaras de El Doce, habló Graciela, mamá de la víctima: “fue secuestrada, muy golpeada por este sinvergüenza que espero no salga nunca más”, dijo. “Él la tenía secuestrada en la casa y decía que la iba a llevar a otro lugar”, contó con preocupación.

“Cuando ella terminó de trabajar, él empezó a pegarle para abusarla… intenta abusar de ella y ahí es que ella se puede defender. Entonces, él toma su celular y llama a otra persona, para trasladarla a Tanti; le decía que no iba a ver más a la familia, que se la iba a llevar“, relató. “Tiene golpes, un golpe fuerte en la cabeza y marcas en el cuerpo… le pegó en la cabeza con la culata del arma, de una 9. Ella me dijo que él tenía muchas armas”. “Cuando escapó, vino a buscarme muy asustada, desesperada y muy golpeada. Llamamos a la Policía y fuimos a la casa del hombre”, refirió. “Se empezó a juntar gente y él empezó a disparar por la ventana, tiraba a matar… a cualquiera; creo que era una 9“, dijo y explicó que la denuncia fue realizada en el Polo de la Mujer.






Comentarios