Perdió cinco prácticas, pero ya volvió de Paraguay. Llegan Meli y Patiño. Y el DT habló a Droopy Gómez.


Con demora, pero volvió. Maximiliano Lugo firmó la extensión de contrato con Rubio Ñu de Paraguay, donde se encontraba con permiso, y este viernes por la tarde se reeintegró a las prácticas de Belgrano. Su préstamo es hasta junio de 2019.

Diego Osella estaba al menos contrariado por la situación, ya que contaba que Lugo arrancaría la pretemporada a la par de los compañeros.

“Se perdió cinco prácticas, y es uno de los que más necesita la pretemporada”, argumentó el entrenador.

Osella participa de manera activa en el armado del plantel para este semestre, en el que Belgrano se juega la permanencia. Y saludó con beneplácito el arribo de Marcelo Herrera y Mauricio Cuero, zaguero y delantero a los que dirigió, y había pedido de manera expresa.

Además, el DT confirmó que Marcelo Meli le dio el sí para jugar en Belgrano. Y que se sumaría en las próximas horas, al igual que el zaguero paraguayo Juan Patiño.

El técnico pretende reforzarse con un volante más, por derecha, y el elegido era Gabriel Gudiño, quien optó por Colón de Santa Fe. Entonces, apuntó a Rodrigo Droopy Gómez, quien pasó por Unión de Santa Fe y cuyo pase pertenece al Toluca.

El delantero de área es otro puesto que necesitan cubrir, sobre todo porque Osella modificará el esquema para jugar con dos puntas. Y es optimista en que llegue Leandro Díaz, de Atlético Tucumán.

Quiere sí o sí un lateral izquierdo y espera a Cristian Almeyda, de Defensa y Justicia. El representante Cristian Bragarnick, otra vez partícipe activo en el armado del plantel, allanaría la llegada del uruguayo.

Esta en Córdoba pasando por los controles médicos el delantero venezolano Anthony Uribe, el Matatán, pero como una incorporación para completar el plantel, más que refuerzo.






Comentarios