En las próximas horas arregla Marcelo Meli y etapa de definiciones por Juan Patiño y Leandro Díaz. 


Son horas decisivas para la llegada de varios de los refuerzos que pídió Diego Osella. En el regreso a las prácticas de Belgrano hubo dos caras nuevas, la de Marcerlo Herrera y Mauricio Cuero, dos nombres marcados expresamente por el DT.

El que está muy cerca de ser refuerzo es Marcelo Meli, la debilidad del técnico, que lo dirigió en Colón. Y sobre todo porque Gabriel Gudiño, otro volante que Osella quería sí o sí, optó por sumarse al Sabalero.

Entre jueves y viernes también se concretaría el pase a préstamo de Leandro Díaz, cuarto delantero del Atlético Tucumán que en un principio no mostró interés por venir a Belgrano, pero que habría cambiado de opinión.

En el rubro delanteros, también se incorporaría el venezolano Anthony Uribe, el Matatán, aunque más como una apuesta que como un titular.

Desde la dirigencia descartaron que haya gestiones por Gonzalo Bergessio, el cordobés de Nacional de Montevideo.

Y para la defesna, Osella insiste con el paraguayo Juan Patiño. De hecho Cuero, compañero suyo en Olimpia, recomendó especialmente la contratación del zaguero cuyo pase pertenece a Racing Club.

El lateral izquierdo es el otro puesto a cubrir. El uruguayo Luis Espino al final recalaría en Estudiantes, que le compraría parte de la ficha. 

Y Cristian Almeida, uruguayo de Defensa y Justicia, no sería cedido por el Halcón salvo que sea por una venta.






Comentarios