Se llama Nano (Bernardo) y es oriundo de la localidad de Alejo Ledesma, ubicada al sudeste de la Capital. Mirá cómo se enteró el profesional de que alguien se había tatuado su cara.


Muchos pacientes que a diario se atienden en los hospitales públicos y que requieren de sus profesionales en momentos críticos, siempre buscan alguna manera de agradecer a los equipos de salud cuando recuperan su salud.

Regalos, saludos, invitaciones, y muchas cosas más se suelen ver en los pasillos de esos centros de salud donde siempre se escapa una lágrima y hay lugar para el abrazo sincero.

Pero, lo que sucedió en el Hospital de Clínicas casi que no tiene antecedentes en cuanto a los agradecimientos a los médicos. 

Es que el joven Bernardo “Nano” Salguero, oriundo de Alejo Ledesma, una localidad ubicada a 333 kilómetros al sudeste de la Capital, decidió tatuarse en su espalda la cara del médico que el salvó la vida, junto con la fachada de ese centro nacional de salud.

El galeno homenajeado se llama Paul Lada, tiene 42 años y es especialista en oncología.

La historia comenzó cuando Nano llegó desde su pueblo con un diagnóstico de cáncer de colon, algo muy grave entre la población masculina.

Lada lo operó y ahora el hombre se encuentra en proceso de recuperación.

“Por salvarme la vida. Entré al Clínicas con lo peor de mi vida y me fui con lo mejor. Este tatuaje lo comencé hace dos meses atrás”, dijo el hombre en diálogo con El show de la mañana, que se emite por Canal 12.

Paul Lada, el médico que atendió a Salguero, manifestó que el muchacho “está bien” tras la cirugía.

“En el Clínicas hay un grupo que trabaja atrás de las personas que transitan problemas oncológicos y uno forma parte de ese eslabón. En el hospital tratamos que los pacientes no sean un número más”, agregó.

Y agregó que se enteró del tatuaje de una manera muy particular. “Fue el día de mi cumpleanos, no estaba en Córdoba, estaba dando una charla en un congreso en Santa Fe, y me enteré por él y su mamá. Fue muy emocionante y conmovedor”, agregó.






Comentarios