Mal rendimiento de la T ante el equipo marplatense. Sobresalieron Komar y Guiñazú.


GUIDO HERRERA (6): La seguridad de siempre. Haciendo fáciles todas las pelotas que le llegaron que, a pesar de que no fueron muchas, las resolvió de la mejor manera.

LEONARDO GODOY (5): Pareció ser el de siempre pero, a medida que pasaron los minutos, fue perdiendo peso en la marca y también en las proyecciones en ataque. Terminó siendo sustituido por Tenaglia para resguardarlo de su lesión en el tobillo derecho.

JUAN CRUZ KOMAR (7): Tiempista, con mucha técnica y solvencia para ganar de arriba cuando la pelota venía de aire y de abajo, cuando la jugada corría por el césped. Al final del partido, tuvo dos cruces salvadores y su actuación fue lo mejor del equipo.

MIGUEL ARAUJO (6): Bien en la marca y también cuando le tocó ir a buscar algún cabezazo en el área tival. el peruano está en un buen nivel y jugó un partido correcto. 

FACUNDO MEDINA (5): Se sigue acomodando en el puesto de lateral izquierdo. Alterna buenas y malas. Trata siempre de ser salida por su sector. En el partido ante Aldosivi, a veces lo logra, a veces no. 

PABLO GUIÑAZÚ (6): Siempre bien ubicado en la cancha, el Cholo siempre cumple. Le alcanza con ordenar, correr lo justo y necesario, quitar y darle la pelota a un compañero. Le sobra calidad para ser uno de los más regulares en el equipo.

JOEL SOÑORA (3): No fue lo que se esperaba de él. No funcionó en las sociedades ni con Maronu ni con Ramírez. Muy floja actuación del volante.

GONZALO MARONI (5): A pesar de haber jugado en el puesto que mejor le sienta, no estuvo en una buena noche. No pudo asociarse en ningún momento con sus compañeros ni con los dos delanteros. 

JUAN RAMÍREZ (4): Perdido en el sector izquierdo del mediocampo no encontró nunca la pelota ni estuvo a la altura de lo que se espera. Nunca conectó ni con los volantes ni los atacantes. Pasó casi desapercibido como Soñora.

DIEGO VALOYES (4): Jugó sólo 28 minutos y se lesionó en un pique por derecha. El colombiano nunca pudo demostrar ni su velocidad ni su habilidad en los extremos en el poco tiempo que estuvo en cancha.

NAHUEL BUSTOS (5): Fue el “Llanero Solitario” en el ataque albiazul. Perdió más de las que ganó pero siempre la pidió y se mostró para que sus compañeros lo habiliten.

LAUTARO GUZMÁN (4): No tuvo el peso que se esperaba. Pura voluntad para el juvenil que tiene muchas condiciones pero que todavía no explotó.

JUNIOR ARIAS (4): Entró para darle peso ofensivo a su equipo y no lo logró. Nunca recibió una pelota redonda como para que tenga chances de ser el goleador de una noche olvidable.

NAHUEL TENAGLIA (4): Entró por Godoy. Muy impreciso en la salida. Floja tarea en los minutos que le tocó estar en cancha.






Comentarios