Fue luego de que la Provincia rescindió el contrato a la empresa de grabado por detectar una presunta evasión millonaria. 


Unos 130 empleados de la firma Grababus fueron despedidos este jueves, según confirmaron desde la propia empresa.

La decisión fue tomada luego de que la Provincia rescindió el contrato a la empresa de grabado por detectar una presunta evasión millonaria.

“Esta mañana hemos recibido el comunicado que todo el personal de la empresa ha sido desvinculado. Actualmente hay 130 empleados, pero Grababus cuenta con otros empleados más que trabajan indirectamente desde otras provincias”, dijo Gastón Bazán, encargado administrativo de la empresa en Cadena3.

Desde que la noticia se comunicó, el viernes pasado, ni la empresa ni el Gobierno se contactó con los empleados para decirles cómo seguirá todo, según denunciaron.

De acuerdo con la Provincia, Grababus tenía no sólo deudas tributarias por unos 40 millones de pesos sino que además, había llevado adelante una serie maniobras para desviar el servicio a otras empresas.






Comentarios