Rescindió el contrato con Grababus luego de detectar una millonaria evasión por parte de la empresa.


La Provincia decidió suspender por 180 días el grabado de autopartes en Córdoba, trámite que fue establecido como obligatorio por parte del Gobierno desde el año pasado.

La medida se tomó como consecuencia de haber rescindido el contrato con la firma Grababus, que llevaba adelante este proceso en la zona de barrio Los Boulevares, luego de que se detectaran una serie de maniobras irregulares que llevaba adelante la compañía.

De acuerdo con lo informado por el Gobierno a través del Boletín Oficial, Grababus tenía no sólo deudas tributarias por unos 40 millones de pesos sino que además, había llevado adelante una serie maniobras para desviar el servicio a otras empresas.

En el Boletín se señala que la prórroga en el grabado de autopartes “se hará cuantas veces sea necesario”.

Según las actuaciones de Policía Fiscal no pagó el impuesto de Sellos en los periodos 2015 y 2016, acumulando 21.213.375,21 pesos de mora, por este concepto.

Tampoco cumplió con el Impuesto a los Ingresos Brutos, por los períodos 2014 a 2017, incrementando la deuda en 9.692.703,23 pesos.

A su vez, Policía Fiscal detectó la deuda de la Cámara de Autopartes de Vehículos Automotores y Motovehículos con respecto al Impuesto a los Ingresos Brutos (períodos 2015/2017), sumando otros 12.143.635,76 pesos de deuda. Sólo por estos conceptos, está en un rojo fiscal de más de 42 millones de pesos.





Comentarios