La fuerte impronta cordobesa en el equipo que alcanzó la definición de Copa Libertadores. "Está 50 y 50", opinó el ex Instituto. Hizo el primero.


De Alta Córdoba a la final de América, del siglo, de los sueños. Ramón Ábila se anotó en el marcador para el 2-2 de Boca ante el Palmeiras, con sabor a victoria para pasar al duelo decisivo, con River.

“La final es 50 y 50”, afirmó con su habitual picardía Wanchope.

Puso el primero en San Pablo, Cumplió y salió aplaudido por propios y extraños.

Además, en el Xeneize fueron titulares Cristian Pavón y otro ex Talleres, Lucas Olaza.






Comentarios