Se registraron 10 casos de personas con esta enfermedad.


Al menos 10 personas debieron ser atendidas por ser diagnosticados con triquinosis y desde el Área de Epidemiología, del ministerio de Salud de la Provincia advirtieron por un nuevo brote de esta enfermedad en Córdoba Capital.

Los pacientes debieron ser atendidos en el Hospital Rawson y el Hospital de Niños de la Santísima Trinidad de la capital cordobesa. Todos fueron atendidos en forma ambulatoria, ninguno requirió internación. Los casos corresponden a los barrios San Fernando, Ituzaingó, Ampliación Ferreyra y Ciudad de Mis Sueños.

Cabe señalar que, entre los casos, cuatro corresponden a un mismo grupo familiar, tres tienen nexo con esta familia y los otros tres son casos aislados. Todos refirieron haber consumido productos comprados o procedentes de comercios de la localidad de Córdoba, y los primeros, además, refieren consumo de carne fresca de cerdo proveniente de faena sin control sanitario oficial.

La fuente de infección por el momento no fue identificada. La investigación pertinente está siendo llevada a cabo por el Programa de Zoonosis del Ministerio de Salud; Calidad Alimentaria de la Municipalidad de Córdoba, la Dirección General de Fiscalización del Ministerio de Agricultura y Ganadería de la Provincia y el Senasa.

Para tener en cuenta. La triquinosis es una enfermedad transmitida por la ingesta de carne de cerdo cruda o mal cocida, contaminada con el parásito Trichinella spiralis. Las manifestaciones clínicas son muy variables y puede cursar como una infección inadvertida o presentar síntomas que, por lo general, comienzan con fiebre, dolor muscular intenso, dolor de cabeza y dolor e hinchazón alrededor de los ojos. También pueden aparecer signos gastrointestinales como diarrea y vómitos.

Ante cualquiera de estos síntomas, es importante no auto-medicarse y concurrir a un centro de salud.

Para prevenir la triquinosis, se recomienda:

• No consumir carnes crudas y/o chacinados caseros que no hayan sido inspeccionados previamente a la elaboración.

• Verificar el rótulo o etiqueta de fabricación en todos los subproductos de cerdo que se adquieran. Deberá leerse claramente lo siguiente: Marca del producto; empresa responsable; número de habilitación nacional del establecimiento; fecha de elaboración y de vencimiento del producto; condición de mantenimiento en cuanto a temperaturas ambientales; y rótulo con la composición del producto.

• No consumir choripanes en puestos no autorizados o no habilitados • Recordar que la salazón y el ahumado de las carnes no son suficientes para destruir los parásitos presentes.

Es importante remarcar que la comercialización de carne o sus derivados provenientes de establecimientos no autorizados está totalmente prohibida.






Comentarios