"Mientras tengamos este funcionamiento, aunque sea con errores, me voy a quedar conforme", afirmó el DT de Instituto. Pero admitió: "Hay que cambiar la racha cuanto antes".


Los jugadores de Instituto pasaron en fila sin hablar, incluso los más experimentados, como Julio Chiarini. Y la primera intención de Darío Franco fue hacer lo mismo, aunque después decidió enfrentar los micrófonos tras la derrota en Jujuy. La cuarta en seis fechas.

“Jugamos un buen partido, creamos las situaciones suficientes para marcar dos o tres goles. Nuevamente el rival con muy poco se lleva el partido”, fue la primera reflexión del DT de Instituto.

Resaltó el buen primer tiempo del equipo ante Gimnasia, que tuvo entre sus figuras al arquero Carlos De Giorgi. Y remarcó: “Mientras tengamos este funcionamiento, aunque sea con errores, me voy a quedar conforme”.

De todos modos, reconoció que el bajón es pronunciado y que la Gloria está lejos de los primeros planos.

En Jujuy no hubo presencia de dirigentes. La cúpula decidió viajar hasta Santiago del Estero, para el partido con Olímpico de La Banda por el Súper 20 de Liga Nacional. Más allá de su ausencia, se viene una semana con muchos rumores sobre la continuidad de Franco.

Y hasta volvió a surgir la versión de que Raúl Damiani sería el elegido en caso de que el actual entrenador cese en sus funciones. 




Comentarios