La iniciativa proyectaba la prohibición de las aplicaciones como Uber y Easy Taxi, entre otros. Pero, el oficialismo no contó con los votos necesarios para aprobarla y volvió a comisión. 


No fue una mañana fácil este jueves en el Concejo Deliberante de la ciudad de Córdoba, que tenía previsto debatir una nueva ordenanza que regulará el funcionamiento de taxis y remises.

El martes en la reunión de comisión se alcanzaron los consensos necesarios para la firma de dos despachos que iban a ser discutidos en el recinto y que fue seguido muy de cerca por los trabajadores de ese servicio de transporte.

De hecho, en las afueras del Concejo hubo marcha de remiseros que insistieron en que la nueva ordenanza beneficiaría a los dueños de las agencias.

Pero, las disidencias de los concejales oficialistas Juan Negri y Héctor Carranza (UCR), más los aliados en el bloque mayoritario Abelardo Losano (PRO) y Laura Sesma (Socialdemocracia) llevaron a que se retirara el proyecto en la orden del día.

En ese marco, el presidente del bloque oficialista, Lucas Balian, solicitó el regreso a comisión sin preferencia (esto es: sin plazo para su regreso al recinto).

Laura Sesma dijo que “prohibir Uber es un error” y justificó su posición contraria en que la ordenanza “no garantiza la mejora del sistema”. 

Juan Negri fue el primero en anticipar su voto en contra. “Vamos a contramano de todo el mundo. Esto atrasa”, aseguró.

Qué dice el proyecto. El proyecto acordado ratifica que en la capital provincial no se podrá usar ninguna aplicación móvil de viajes, como Uber, que no sea controlada por la Municipalidad.

 El edil oficialista Gustavo Fonseca argumentó, en diálogo con Cadena 3, que el Estado municipal “no puede autorizar el comercio desleal”.

Por otra parte, el despacho prevé la obligatoriedad de que todos los vehículos tengan incorporado un GPS.

Además, el proyecto establece modificaciones en las futuras asignaciones de chapas.

Por un lado, se aumentará la ecuación de taxis y remises en relación a la cantidad de ciudadanos.

“Antes eran 350 personas por un taxi y 370 por un remise. Hoy subimos a 300 por un taxi y 320 por un remís. esto nos dará un número de licencias para ser sorteadas, que lo determinará el Departamento Ejecutivo”, explico el edil mestrista.

“Hay otro tema muy interesante: el sorteo será sólo para choferes con una antigüedad mayor de tres años. No podrán participar permisionarios que tengan una chapa, como en otras oportunidades. Es un beneficio para los choferes”, añadió.

Por último, detalló que los permisionarios podrán pasar de dos a cuatro chapas




Comentarios