La UTA ratificó la medida de fuerza que se llevará a cabo este lunes. Las empresas pagaron la diferencia que reclama el gremio pero igual se parará el servicio.


Pese a que las empresas del transporte urbano de pasajeros de Córdoba abonaron la diferencia que los choferes agremiados en UTA está reclamando, el sindicato ratificó que el paro previsto para esta noche del lunes 8 de octubre, a partir de las 22, y hasta las 6 del martes, finalmente se llevará a cabo.

Es que, de acuerdo con la postura gremial, se trata de una “medida nacional” por el incumplimiento que se registra en varios distritos del país, independientemente de lo que sucede en Córdoba.

La única acción que puede provocar que se levante el paro es que la Fatap, la federación nacional de empresarios del transporte, muestre en la Secretaría de Trabajo de la Nación que se pagó la suba que se había acordado.

Lo único que resta saber es qué posición adoptará el Ministerio de Trabajo provincial y el alcance que tendría esa medida.

Desde las 14 se lleva a cabo una reunión en la sede de la cartera laboral para tratar de destrabar el conflicto.

El reclamo UTA está reclamando el cumplimiento de la paritaria.

A principios de año se formó el 15,5 por ciento. Por la inflación, se sumó el 10 por ciento más y debía ser abonado con el sueldo de septiembre.




Comentarios