Lo habían apostado en la previa del clásico. Y el Intendente lo ganó por goleada. Igual, buena onda y con la camiseta de los dos. 


Había un asado en juego. “Con chinchulines y todo”, como había desafiado Carlos Duarte, el joven que se hizo conocer por buscar trabajo con un CV escrito a mano. 

Como hincha de Belgrano, se le ocurrió apostar con Ramón Mestre, fanático de Talleres, quien aceptó gustoso.

Ganó por goleada el Intendente de Córdoba por el 3-0 de la T, pero lo mismo posaron con las camisetas puestas y junto a Marcelo Cossar, Secretario de Modernización, Comunicación y Desarrollo Estratégico de la Muncipalidad.




Comentarios