El Intendente de Córdoba visitó la fábrica de vidrios que empleó al joven, hincha de Belgrano. Como Mestre es de Talleres, se jugaron un asado por el resultado de este domingo. 


Carlos Duarte, el joven que no tenía dinero para imprimir su currículum y lo escribió a mano, estrechó la derecha a Ramón Mestre y le apostó un asado por el clásico de este domingo en el Kempes.

El Intendente de Córdoba visitó la fábrica de vidrios Piazze junto a Marcelo Cossar, Secretario de Modernización, Comunicación y Desarrollo Estratégico de a Municipalidad de Córdoba.

Reconocido hincha de Talleres, Mestre aceptó de buen grado el desafío con Carlos, fanático de Belgrano, quien con total desparpajo le apostó un asado “con chichulines y todo”.

 “Estamos uno al lado de otro, un hincha de Belgrano con uno de Talleres, porque no somos enemigos. Sólo competimos deportivamente. Así que está jugado el asado”, afirmó el Intendente.

Cuando le preguntaron a Carlos si, en caso de tener que pagarlo, destinaría parte de su primer sueldo, respondió: “Lo primero es comprarle un regalito a la Euge. Y una Coca a Marcelo”. Hizo referencia a Eugenia López, quien publicó el CV manuscrito a Instagram. Y a Cossar, por conseguir el trabajo en la fábrica de vidrios.






Comentarios