Gran parte de la seguridad depende de nuestra forma de manejo y de las precauciones que tomemos al momento de conducir.


Los vehículos de hoy pretenden no sólo brindar una experiencia de manejo única para los usuarios, sino que, al mismo tiempo, buscan ser cada vez más seguros para evitar lesiones o accidentes.

Sin embargo, estas innovaciones exceden aquellas situaciones en las que nos trasladamos con objetos sueltos dentro del habitáculo. Por lo que, gran parte de la seguridad depende de nuestra forma de manejo y de las precauciones que tomemos al momento de conducir.

Principalmente cuando viajamos con niños, ya que es muy común que tengan un juguete o tablet durante el trayecto.

Es importante saber que la fuerza que puede ejerce un objeto es igual a su masa por la aceleración. Esto significa que cuando aceleramos un cuerpo que tiene masa, lo convertimos en una fuerza que puede provocar lesiones e incluso la muerte durante un accidente.

Cómo evitar lesiones en el auto por objetos sueltos.

Durante una desaceleración, es decir, de más velocidad a menos, la fuerza que ejerce un cuerpo contra el cinturón de seguridad es entre 55 y 60 veces el valor de nuestra masa. Es decir, si nuestro peso es de 80 kg, en un accidente en el que pasamos de 60 km/h a 0 km/h prácticamente en un instante, los cinturones tienen que sujetar un peso de 80×60 = 4.800 kg.

Además de ese gran peso, debemos ser conscientes de que en un choque, se producen tres impactos:

• El primer impacto es el del vehículo contra el obstáculo.

• El segundo impacto es el de nuestro cuerpo (que quiere seguir moviéndose a la velocidad a la que íbamos) contra el cinturón de seguridad y el airbag.

• El tercer impacto, el más peligroso, es el de nuestros órganos contra el esqueleto.

• Si a esto le sumamos el impacto con algún objeto suelto, se producirá un cuarto golpe.  Por ejemplo, un teléfono celular tienen un peso de entre 160 y 190 gramos. En un impacto a 50/ 60 km/h, un teléfono móvil tendría una fuerza equivalente a 11,4 kg, un peso considerable para cusar daños.

Una tablet de 560 gramos eleva su peso a 23 kg y a 75 kg en un impacto de 50 a 90 km/h, respectivamente. Una computadora portátil de 2,2 kg llega a 85 y 275 kg, y un bolso con 4 kg de peso se eleva a 158 y 512 kg.

Consejos para viajar con objetos

• Llevar los artículos más pesados en huecos que tengan tapa, como la guantera o el cofre entre los asientos.

• Es preferible dejar los objetos en el suelo que arriba de los asientos.

• Sujetar siempre los objetos pesados que lleves en el baúl. Esto es para evitar que en caso de accidente ingresen dentro del habitáculo.

• Los cinturones de seguridad están pensados para sujetar el cuerpo humano, no las cajas ni las valijas. Por lo que, se recomienda usar cuerdas o cintas para atar los objetos en la parte trasera del auto.

Cómo evitar lesiones en el auto por objetos sueltos.

Fuente: https://www.autocasion.com/




Comentarios