De acuerdo con los primeros datos, el pesado vehículo circulaba cometiendo algunas infracciones. El chofer seguirá imputado de homicidio culposo.


Finalmente este viernes, salieron a la luz por parte de la Justicia cordobesa, las primeras pericias realizadas al camión con el cual chocó el exgobernador José Manuel de la Sota, en la ruta 36, y por el cual murió el sábado 15 de setiembre.

De acuerdo con los datos brindados por Mitre 810, del análisis de los peritos forenses se deducen dos cuestiones centrales: el camión circulaba por debajo de la velocidad mínima, esto es 60 kilómetros por hora en esa autovía, y también tenía exceso de carga.

Los registros fueron proporcionados por el GPS que posee el pesado vehículo.

Pese a que estos datos indicarían que el camión circulaba en infracción en al menos dos ítems, quedó determinado también de que ninguna de estas cuestiones son determinantes (al menos por ahora) para complicar la situación del chofer del rodado o determinar su culpabilidad.

Javier Solís, el conductor, fue imputado formalmente por la Justicia por “homicidio culposo agravado”, a través del fiscal Diego Fernández, figura que se mantiene hasta este viernes.

Por ahora, no fueron informadas porque están en proceso, las pericias realizadas a la camioneta del exgobernador José Manuel de la Sota, que de acuerdo a los datos proporcionados por algunos testigos en los momentos previos al fatal accidente, circulaba a gran velocidad.

Descargo. Cabe recordar que Solís se descargó en Facebook contra la Justicia.

En un grupo privado llamado Camiones en rutas y autopistas, publicó: “Todo mal… me acusan de homicidio culposo y lesiones graves, me echan la culpa a mí del accidente porque iba a 65 kilómetros por hora, pero él (De la Sota) me choca a 170 y yo tengo la culpa”.

Otra descarga del camionero.

En otro posteo, puso que él no mandó al exmandatario “a manejar a esa velocidad, y con sueño”.

El descargo del camionero.




Comentarios