Según datos relevados por Fedecom, en septiembre, la baja de las ventas fue del 8,3% frente a igual mes del año anterior. 


Las ventas minoristas de los comercios pymes de la provincia de Córdoba finalizaron el mes de septiembre con una caída del 8,3% frente a igual mes del año anterior, de acuerdo con los datos relevados por la Federación Comercial de Córdoba (Fedecom). Vale recordar que en septiembre del año pasado, respecto a septiembre de 2016 las ventas habían aumentado 1,3%.

De este modo, con el dato de septiembre, se acumula el séptimo mes de caída consecutiva en las ventas minoristas; en agosto la caída fue del 5,2%, en julio 2,8%, junio 2,9%, mayo 1,7%, abril 1,1% interanual, y en marzo del 0,4%.

Según el relevamiento realizado por la entidad, la caída se siente con especial intensidad en el interior provincial, con descensos bruscos en Río Cuarto, Villa María, Alta Gracia, Río Tercero y Las Varillas.

“Esta nueva retracción agrava la situación crítica del sector comercial y de servicios de la provincia, en un contexto económico que sigue estando signado por la fuerte suba de costos que impacta sobre los márgenes de rentabilidad”, evaluó Ezequiel Cerezo, vicepresidente de Fedecom.

Por otro lado, las marcadas oscilaciones en el tipo de cambio, la inflación creciente que erosiona el poder adquisitivo de los consumidores, sumado todo ello a las expectativas negativas para el corto plazo, configuran un escenario en el que prevalece la fuerte retracción de la demanda.

“Días atrás dimos a conocer uno de los efectos de esta recesión. En la provincia de Córdoba, desde abril y hasta fines de septiembre, cerraron más locales comerciales y de servicios de los que abrieron. Según el SIFCoS, se registraron 620 bajas en todo el territorio provincial, y 516 altas”, recordó Cerezo.

Por rubros

De los 17 rubros relevados por el Departamento de Estadísticas de la entidad, todos ellos alcanzaron valores negativos en la comparación interanual respecto a las cantidades vendidas.

Las caídas más pronunciadas se observaron en Joyería y relojería (-19,3%), Electrodomésticos y electrónicos (-16%), Bijouterie (-12,5%), Textil-Indumentaria (-10,3%).

También es para destacar la caída en Alimentos y bebidas (-7,5%). Este rubro en lo que va del año, lleva acumulado un 23,38% de aumento en sus precios y 30,84% desde agosto del 2017 según los datos del IPC Córdoba, elaborado por la Dirección General de Estadísticas y Censos provincial, debido al aumento de carnes y derivados, leche y productos lácteos.

Los variaciones en cantidades vendidas para los restantes rubros fueron: Bazar y regalos (-6,2%), Calzado (-4,9%), Deportes y artículos de recreación (-3,5%), Farmacia (-1,1%), Juguetería, rodados y librería (-9%), Marroquinería (-11,1%), Materiales eléctricos y ferreterías (-3,3%), Materiales para la construcción (-1,2%), Muebles (-6,8%), Neumáticos (-3,1%), Perfumería y cosmética (-7,2%), Textil-Blanco (-9,9%).

Finalmente y respecto a las modalidades de pago, el 48% de las operaciones que se concretaron el mes pasado se realizó en efectivo, el 42% con medios electrónicos y un 10% con créditos propios de los establecimientos comerciales.

En un contexto de recesión económica, las expectativas de los comerciantes respecto a las ventas del próximo no son de lo más alentadoras. Un 26% de los consultados considera que aumentarán, 30% que se mantendrán sin variación y 44% que disminuirán.




Comentarios