Un joven cordobés busca trabajo y conmovió a una mujer que recibió sus datos personales. 


Carlos Duarte tiene 21 años, está soltero, con el secundario completo y busca trabajo. Hasta ahí la historia puede ser la de cualquier cordobés que no tiene empleo. Pero ésta es bastante especial y por eso se hizo viral.

Es que el viernes 21, mientras muchos jóvenes de la edad de Carlos festejaban la llegada de la primavera, él se había decidido a encontrar un trabajo. Por eso se acercó hasta un local comercial en el centro de Córdoba.

Al llegar al lugar, prolijamente vestido y peinado, esperó hasta que le tocara su turno, se acercó hasta la mesa de entrada y dialogó con Eugenia quien estaba atendiendo en ese momento. 

“¿Están tomando gente? Porque yo estoy buscando trabajo”, le preguntó el joven a Eugenia. Pero ella le respondió que no aunque le podía dejar su currículum. Y acá es dónde esta historia cobra un giro inesperado.

“Lo qué pasa es que no tengo ni para imprimir”, respondió Carlos. Eugenia intentó darle una mano y le ofreció sus cosas para que pudiera hacerlo. “No te preocupes, tomá asiento en esa mesa que están mis cosas y escribilo, te doy una hoja”, le dijo.

Pero Carlos ya tenía la solución en sus manos y respondió: “No! Yo traje un cuadernito y lapicera, gracias”. Así fue como decidió escribir su propio currículum y entregárselo a Eugenia.

Ante esta situación, la joven no se quedó de brazos cruzados y le llevó inmediatamente el currículum a su jefe y decidió ponerle una “carita feliz para cuando necesitemos gente”. 

Además, compartió la historia junto a la foto del curriculum de Carlos y en pocos días se hizo viral recibiendo la respuesta de una gran cantidad de gente. “Qué importa que no tenía para imprimir, si lo que quiere y necesita es trabajar”, concluyó Eugenia.






Comentarios