El director técnico de Talleres opinó además que lo de Pablo Pérez fue penal. 


Era el estreno de una nueva era. Frank Darío Kudelka ya no estaba más en el banco de Talleres y quien hacía su presentación en la Superliga Argentina 2018/19 era Juan Pablo Vojvoda. Justamente el entrenador albiazul dialogó con la prensa luego de la derrota de este domingo por 1-0 ante Boca, en la Bombonera. 

“El partido me dejó algunos destellos de Boca que saca la diferencia y ahí se nos hace complicado. Se supo controlar a jugadores importantes. El técnico rival saca a Tévez y Zárate porque en determinados momentos fueron bien controlados”, valoró Vojvoda. 

Y agregó: “Logran una diferencia con un corner y un rebote. La posesión, a simple vista, fue mitad y mitad”.

Pero no solo se quedó con lo positivo que hizo el equipo. También reconoció algunos errores y lo que le faltó a la “T” para animarse en el encuentro. “Lo que me deja en el debe es la falta de verticalidad o profundidad. Soy consciente que vinimos a una cancha difícil”, remarcó.

Aunque también analizó: “Si hubiéramos aplicado esa verticalidad nos desbalancéabamos atrás y era tirar el partido en el minuto 5 o 10 del segundo tiempo y queríamos seguir vivos hasta el minuto 30 por lo menos”.

Una de las jugadas polémicas fue la mano que el árbitro Tello no sancionó a Pablo Pérez en área de Boca y que por lo tanto le negó el penal a Talleres. “Es un penal con una mano que amplía la superficie del cuerpo. Confío en que es de buena fe. Vi que hubo algo, que rebota en algo, pero estoy a 80 metros, lo tiene que ver el árbitro”. 

“Si nos adelantábamos nosotros, con espacios es otra cosa”, finalizó el DT albiazul.





Comentarios