El empresario cordobés estaba citado a indagatoria para el próximo martes, pero llegó espontáneamente a Tribunales de Comodoro Py. Podría sumarse a la lista de "arrepentidos".


Aldo Roggio se presentó este viernes en Tribunales de Comodoro Py para declarar ante el juez federal Claudio Bonadio por los “cuadernos de las coimas” durante el kirchnerismo, según informó TN.

El empresario estaba citado a indagatoria para el martes próximo por los “cuadernos K”, pero en los pasillos de ese juzgado federal corrió el rumor de que podría sumarse como “imputado colaborador” a la lista de empresarios “arrepentidos” por los sobornos.

Voceros de Roggio confirmaron que está dispuesto a colaborar al máximo con la investigación por el supuesto pago de coimas en la obra pública durante el kirchnerismo.

Se trató del segundo encuentro que el empresario tiene en la Justicia luego de que se conociera el escándalo por las revelaciones en los ocho cuadernos escritos por el exchofer de Roberto Baratta, Oscar Centeno.

En el cuarto “cuaderno de las coimas”, Centeno, apuntó el 28 de mayo de 2010: “21:10 Ministerio. Lo fui a buscar (sic) de Tucumán 410. Se había ido con Fabián y Llorens (sic) se reunieron con Roggio”.

Es la segunda vez en la semana que Roggio concurrió a Comodoro Py ya que el lunes 6 fue indagado por el juez federal Sebastián Casanello por el capítulo argentino de Odebrecht en el Lava Jato de Brasil.

En esa causa, el empresario cordobés está procesado porque su empresa, junto con Odebrecht, Supercemento y José Cartellone, ganó la licitación para construir una planta potabilizadora de Aysa, Paraná de Las Palmas (Tigre), con un valor supuestamente 25% mayor al presupuesto.​






Comentarios