Los trámites que habitualmente se hacen en el edificio central podrán realizarse sin inconvenientes.


Luego de la tensa jornada de miércoles que se vivió en el edificio central de la Epec, ante el conflicto que va subiendo de tono entre el gremio de Luz y Fuerza y las autoridades de la empresa, este jueves la atención será normal.

El sindicato, en un comunicado, confirmó que levantó el “estado de asamblea” que había declarado el martes, pero dijo que mantiene “el trabajo a convenio y el quite de colaboración, sin afectar el servicio eléctrico y con atención al público”.

Luz y Fuerza dice que la atención será normal, pero la empresa advierte de que la modalidad de protesta (el trabajo a reglamento y el quite de colaboración) seguramente debilitará el funcionamiento habitual, por lo que puede haber demoras.

Mientras tanto, el miércoles, Epec presentó una denuncia por agresiones y daño contra el edificio luego de que fuera ocupado por los trabajadores.




Comentarios