Un comercio de materiales eléctricos fue asaltado anoche: se llevaron dinero en efectivo y las cámaras de vigilancia, de paso.


En un robo que hicieron en un comercio de la Seccional 13, los malvivientes se llevaron un jugoso botín de 500.000 pesos en contante y sonante, más un recuerdo muy especial. Tal vez para no dejar rastros, junto con los pesos se alzaron del lugar con las cámaras de video de seguridad, según informó la Policía.

El golpe fue en un comercio de productos de electricidad de la Avenida Alem al 1.700 y fue denunciado esta mañana de miércoles por su propietario, quien dijo que se llevaron el dinero y las cámaras.

En conversación con radio Cadena 3, Néstor Carrizo, el dueño del comercio contó que la cifra superaba el medio millón de pesos y que ese dinero estaba destinado a pagar los sueldos de los empleados de la firma. También se llevaron la computadora a la que estaban conectadas las cámaras de seguridad, relató el comerciante.

De acuerdo a las primeras pericias, los asaltantes entraron por los techos, al desmontar cuatro chapas del tinglado del galpón del negocio.




Comentarios