El defensor central de Talleres se lamentó por la derrota ante Boca. "Este golpe no nos tiene que tumbar", dijo.


El defensor central de Talleres, Carlos Quintana, uno de los hombres más destacados del equipo en los últimos partidos, se lamentó por la derrota ante Boca y dijo que ahora “solo queda levantarse contra Independiente”, pensando en el encuentro del próximo domingo en el Mario Kempes, en la continuidad de la Superliga.

El zaguero habló en rueda de prensa tras la vuelta a las prácticas luego del juego en la “Bombonera” y agregó: “Falta para que termine el torneo, esperemos terminarlo como lo queremos hacer. Este golpe no nos tiene que tumbar”.

“No hay tiempo que lamentarse y hay que revalidar con Independiente”, confió el jugador, quien celebró de que “la revancha viene rápido y hay que transformar la bronca que nos quedó en algo positivo”, indicó.

Sobre le derrota ante el líder Boca, Quintana consideró: “No estuvimos en el nivel de otros partidos en ataque, pero no nos faltó ambición y nos quedamos con un sabor amargo”.

Asimismo, Quintana cargó contra el árbitro de ese juego, Federico Beligoy. “Tuvieron mucha influencia los fallos que nos cobraron cerca del arco. Se lo dije al juez en el partido. Se fue sintiendo que a medida que pasaban los minutos, con pequeñas cosas nos iba metiendo dentro del arco”, apreció.

“No con tanta peligrosidad, pero se notaba la inclinación. Sobre el final, ellos tuvieron el premio”, completó respecto al polémico arbitraje.

Para el encuentro ante el “Rojo” el técnico de Talleres, Frank Kudelka, deberá buscarle reemplazante al suspendido Lucas Olaza (cinco amonestaciones), y es el defensor Ian Escobar quien suena como posible reemplazante.

En tanto, están para reaparecer el delantero Santiago Silva (cumplió la fecha de suspensión), el defensor Javier Gandolfi y el atacante Matías Pisano, los dos últimos recuperados de sendas lesiones.




Comentarios