Diego Bechis y otros funcionarios fueron procesados por irregularidades en un plan de viviendas. Actualmente se encuentra preso por otra causa por estafas millonarias. 


La gestión de Diego Bechis (foto), el actualmente suspendido intendente de Pilar (Río Segundo), parece caerse a pedazos: a su arresto por una presunta estafa de 56 millones de pesos en venta de terrenos se sumó una nueva imputación judicial por supuestas irregularidades en un plan de viviendas.

Según comunicó el Ministerio Público Fiscal, la fiscal de Río Segundo, Patricia Baulies, imputó al suspendido intendente Bechis por supuesto autor de los delitos de “defraudación por administración fraudulenta calificada continuada en perjuicio de la Municipalidad de Pilar y abuso de autoridad reiterado”, y del ex secretario de Economía y Finanzas de la Municipalidad de Pilar, Marcos Bechis, por supuesto “partícipe necesario del delito de defraudación por administración fraudulenta calificada continuada y autor del delito abuso de autoridad reiterada”.

De acuerdo con la pesquisa, la Municipalidad encomendó una obra pública (realización de viviendas sociales) fuera de toda norma de derecho administrativo a una persona física (que ya al tiempo de contratación estaba informado por el BCRA como de Alto Riesgo), siendo la Municipalidad quien convocaba y elegía a través de su comité de selección (formado por funcionarios municipales) a los adherentes al plan, los que contrataban confiando en el respaldo de la Municipalidad de Pilar, dejando esta última en manos del empresario el cobro y administración de las cuotas sin ningún control ni fiscalización municipal de lo atinente a loteo, planos de subdivisión, planos de construcción de las viviendas, etcétera.

Más nombres y acusaciones. La fiscal además imputó al ex asesor letrado de la Municipalidad de Pilar, Cristian Moyano, por supuesto partícipe necesario del delito de defraudación por administración fraudulenta calificada continuada, al ex secretario de Obras y Servicios Públicos, Paulo Berón, como autor del delito de abuso de autoridad, y al ex Procurador Fiscal de la Municipalidad de Pilar, Juan Pablo Risso, por supuesto partícipe necesario del delito de defraudación por administración fraudulenta calificada continuada y autor del delito de negociación incompatible con la administración pública, en concurso real.

Baulies imputó también a los ex concejales de la Municipalidad de Pilar, Carlos Biagiola; Raquel Botta; Maria Laura Grubic y Oscar Marsilli, por supuestos partícipes necesarios de los delitos de defraudación por administración fraudulenta calificada continuada y autores de abuso de autoridad (cuatro hechos).

Finalmente también imputó a Diego Bechis; Marcos Bechis; David Ruiz; Juan Pablo Risso, en calidad de coautores, y a Cristian Moyano y Noelia Copetti, en calidad de partícipes necesarios, del delito de estafa reiterada -83 hechos- en concurso real.




Comentarios