Desde este lunes, distintas organizaciones sociales llevan a cabo un acampe que complica muchísimo la circulación vehicular. Amagan con un nuevo corte total.


Organizaciones sociales de distinta extracción se concentran desde este lunes en la avenida Vélez Sársfield, frente al edificio del Ministerio de Desarrollo Social en la zona del Pablo Pizzurno, y llevan a cabo un acampe que está a punto de cumplir 24 horas.

En ese marco, durante buena parte del lunes llevaron adelante un corte total de esa avenida, clave para el acceso y egreso de la ciudad hacia la zona sur, y que presenta complicaciones para buscar vías alternativas ante las obras que se están llevando adelante en la zona por parte de la Municipalidad.

Lo cierto es que en la noche, el corte de tránsito tuvo algo de alivio cuando los manifestantes liberaron media calzada para que pasen los automovilistas y el transporte urbano e interurbano.

La situación se mantiene así este martes, pero a pesar de que el paso está parcialmente habilitado, las demoras son importantes.

Las organizaciones reclaman por promesas incumplidas por parte del Ministerio, vinculadas con trabajo, vivienda, planes sociales y ayuda a distintos programas que se desarrollan en los barrios.

Desde el Gobierno, el titular del área, Hugo Tocalli, señaló que están abiertos al diálogo, pero consideró que es muy difícil entablarlo con estas cuatro organizaciones que lideran la protesta.

A las 10.30 hay una nueva reunión entre las partes, y los manifestantes aclararon que si no hay respuestas, volverá el corte total de la avenida Vélez Sársfield.




Comentarios