Así lo acordaron el miércoles por la tarde, estacioneros y la Muni. Además, habrá sanciones para los que entren sin ellos en esos negocios.


No es la primera municipalidad que intenta llevar a cabo esta medida, pero parece que hará punta en lograr un acuerdo con el sector privado para que se lleve a cabo.

El municipio de San Francisco y las estaciones de servicio llegaron a un acuerdo para exigir el casco puesto a los motociclistas que necesiten cargar combustible.

De lo contrario, no se les venderá y desde el 16 de abril se sancionará a quienes ingresen a estos lugares sin cumplir la medida, de acuerdo con lo que publica La Voz de San Justo.

Previo a ello, desde el 26 de marzo comenzará una campaña de concientización en todas las estaciones, en donde los playeros informarán a los motociclistas sobre esta medida.

Asimismo, desde el 16 de abril se le secuestrará la moto a quienes ingresen al lugar sin cumplir la ley.

Según se comunicó, para dar cumplimiento a la ordenanza se recurrirá a las tres empresas de seguridad privada de San Francisco cuyos empleados tendrán a su cargo informarles a los motociclistas acerca de la normativa en vigencia y serán quienes convoquen a los inspectores de Policía Municipal para que actúen en consecuencia.

En caso de algún tipo de inconveniente se apelará a personal de la Policía de la provincia.




Comentarios