Tres opciones de las más tradicionales para Semana Santa. Platos deliciosos y muy fáciles de preparar.


1. Empanadas de vigilia

Ingredientes:

1 docena de discos para empanadas

1 cebolla

1 cucharada de manteca

1 lata de atún

1 lata de caballa

1 cucharada de harina

1 taza de leche caliente

1 huevo duro

1 yema

Sal, pimienta y nuez moscada

Preparación:

Picar la cebolla bien fina y rehogar con la manteca. Bajar el fuego, agregar harina y revolver. Incorporar de a poco la leche, mientras seguís revolviendo, hasta conseguir una mezcla espesa.

Retirar de la hornalla y agregar la yema, el atún, la caballa y el huevo duro picado. Condimentar a gusto, mezclando bien para lograr una preparación homogénea.

Rellenar los discos y llevar al horno hasta que comiencen a dorar.

Retirar del horno, pincelar todas las superficies de las empanadas con agua y llevar nuevamente al horno hasta que estén totalmente doradas.

Recetas sin carne para la vigilia

Merluza en papillote con calabaza asada

Ingredientes:

4 filetes grandes de merluza sin espinas ni piel

1 calabaza

4 puerros, la parte blanca cortado en juliana fina

Aceitunas rellenas con pimiento

Aceite de oliva

Sal y pimienta

Papel manteca o papel aluminio

Preparación:

Salpimentar los filetes y colocarlos, por separado, en un rectángulo de papel manteca o aluminio.

Limpiar bien la calabaza y cortarla en gajos. Condimentar y repartir sobre los cuatro paquetitos de pescado.

Espolvorear con el puerro y las aceitunas cortadas en rodajas finas y repartir entre los papillote.

Regar con un poquito de aceite de oliva. Cerrar bien formando los papillotes (paquetitos envueltos) y llevar a horno precalentado a 200º C durante 20 minutos.

Podés servir acompañado con una ensalada verde o arroz blanco.

Recetas sin carne para la vigilia

Bagna cauda piamontesa

Ingredientes:

100 gramos de anchoas

4 dientes de ajo

250 cc de aceite

50 gramos de manteca

1 taza de leche

Crema

Ingredientes para untar: zanahorias, pimientos, papa, coliflor, brócoli, repollitos de bruselas.

Preparación:

Lavar las anchoas y quitarles la espina central. Reservar. Picar el ajo muy fino y dejar en remojo en la leche durante una hora aproximadamente.

En una olla pequeña, poner la leche y el ajo y dejar cocinar a fuego lento. Mientras tanto, en una cazuela de barro (es importante que sea de barro) poner a calentar aceite y manteca. Cuando esté caliente, pero sin que hierva, incorporar el ajo con la leche.

Mezclar continuamente hasta que el ajo esté completamente disuelto. Recién ahí, incorporar las anchoas. Continuar mezclando hasta que las anchoas estén disueltas.

Servir en una olla de barro y, en otra fuente, los ingredientes para untar.




Comentarios