El proyecto Procer fue desarrollado en Villa María por cuatro estudiantes de Ingeniería en Computación y en Electrónica.


La municipalidad de Villa María incorporó 10 dispositivos Procer en instituciones públicas, los que permiten a las personas ciegas o con disminución visual, convertir textos, que son escaneados, en audios.

“Se trata de una herramienta de inclusión que viene a sumar y extender las oportunidades de accesibilidad que desarrollamos como Estado local, mirando hacia una ciudad accesible para todos”, dijo el intendente villamariense Martín Gil.

Y precisó: “Con los dispositivos Procer, el 100% de los libros de la biblioteca pueden ser leídos sin barreras a partir de hoy”.

Cinco de los aparatos adquiridos serán incorporados a la biblioteca y medioteca municipal y popular Mariano Moreno; mientras que los restantes serán destinados al Centro de Rehabilitación Enrique Elissalde, que brinda atención a personas con discapacidad visual.

El proyecto Procer fue desarrollado por cuatro estudiantes avanzados de ingeniería en Computación y en Electrónica que lo concretaron con financiamiento estatal, a través de un subsidio otorgado por la Universidad Nacional de Córdoba y luego, con la preventa de los aparatos.

El año pasado, Manuel Ferreyra y José Ribodino, dos de los diseñadores, le presentaron el prototipo a Gil, quien decidió comprar 10 para el municipio.

El aparato tiene el tamaño “de un cuarto de queso” y para hacer el procesamiento se puede utilizar el escaner portátil que viene incluido en el kit o la cámara ubicada en la parte inferior del dispositivo, detallaron los ingenieros.

Al respecto, Ferreyra contó que el proyecto avanzó “atendiendo a las sugerencias y opiniones de los usuarios, par lo cual hicimos un período de prueba. Esto es pensar desde la tecnología como respuesta a la demanda de quienes la usan”.

“Una vez que la persona desliza el escaner o fotografía la página, Procer corrige cuestiones como la orientación y pasa a la fase de procesamiento”, añadió.

Si es un texto, ofrece al usuario los controles para la lectura, como escuchar el párrafo anterior, adelantarlo, desplazarse por las oraciones e incluso deletrear palabras, función útil para que las personas con discapacidad visual puedan conocer la ortografía.

Además, permite generar resúmenes con subrayados, una función incorporada pensando en estudiantes universitarios y profesionales. En este sentido, a través de las opciones de configuración se puede elegir idioma español o inglés.

Por otra parte, el aparato lee de manera dinámica las facturas de servicio y le proporciona al usuario la información más relevante como empresa, monto a pagar y fecha de vencimiento.

Los desarrolladores también explicaron que el dispositivo tiene una autonomía de seis horas, no necesita conexión a Internet, se le pueden conectar auriculares y pendrives desde los cuales leer archivos en texto o libros que se encuentren digitalizados.

Fotografía  gentileza villamariavivo.com




Comentarios