Ocurrió en el departamento Totoral. Establecieron un área de vacunación en un radio de 10 kilómetros alrededor del predio afectado.


El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) confirmó este martes la aparición de un nuevo foco de rabia paresiante -provocada por murcielagos- en la zona rural del Departamento Totoral, al norte de la provincia de Córdoba, e informó que se están desarrollando acciones sanitarias en la región.

El organismo consignó que “luego de confirmado el positivo a rabia paresiante en un ternero, agentes del Centro Regional Córdoba del Senasa establecieron un área de vacunación del ganado bovino, porcino, equino y rumiantes menores en un radio de 10 kilómetros alrededor del predio afectado”.

Estos predios se encuentran interdictados hasta que finalicen las acciones de vacunación y revacunación correspondiente.

En los últimos días de febrero se habían detectado los primeros casos de rabia por mordedura de murciélagos de 2018, en Pampa de Olaen, departamento Punilla.

El Senasa indicó que “en la actualidad, técnicos del Organismo coordinan charlas informativas con autoridades municipales, productores, médicos veterinarios y público interesado en los diferentes puntos de la provincia donde se registraron positivos de rabia paresiante o notificaciones de la existencia de animales con sintomatología nerviosa”.

“Además atienden denuncias y responden consultas relacionadas con la enfermedad; al tiempo que relevan y controlan los refugios de murciélagos hematófagos o vampiros”; precisó.




Comentarios