Mauricio y Fátima se conocieron hace tres años en la fiesta gaucha. Esa noche, se dieron el "piquito chayero" que pedía Galleguillo. Fue su primer beso.


Un jinete y su novia se casarán este 31 de marzo en el Anfiteatro José Hernández, recinto del Festival de Doma y Folklore de cada enero.

Pero, más allá de lo colorida que puede resultar la ceremonia en ese lugar, la historia detrás de la unión de esta pareja es conmovedora y tierna.

Mauricio Balbis, jinete, y Fátima Avanza, laboratorista, ambos de 28 años, se conocieron hace tres años atrás durante una noche del Festival de Doma y Folklore, en medio de la actuación de Sergio Galleguillo, en el momento en el cual el riojano anticipaba la chaya con el pedido del tradicional “piquito chayero”.

Se trata de una tradición del cantante riojano, quien en la previa de la festividad siempre propone a las parejas y a los solteros y las solteras, que se animen a darse un pequeño beso en la boca.

Y así fue como Mauricio y Fatima se dieron un beso y nació el amor.

“Empezó como atracción física pero después nos empezamos a conocer y vimos que teníamos muchas cosas en común”, dijo Mauricio a 98.7 FM Más Radio, emisora de esa ciudad.

“Yo viajaba mucho, jineteaba, cada tanto me hacía una pasada por Córdoba. Decidí venirme a Jesús María”, contó Mauricio.

Fátima, en tanto, al ser consultada sobre la buena nueva de contraer matrimonio en el campo de “doma”, puntualmente al lado del palenque número uno – que fue donde se dieron su beso por primera vez – dijo que se dio gracias a la disposición del presidente de la Comisión Directiva, Nicolás Tottis, quien colaboró en las gestiones para la aprobación.

Fruto de este amor imparable nació Elina, que ya tiene un año y cuatro meses de vida: “Es el sello más puro de amor que tenemos”, dijo Fátima..

“Decidimos formalizar nuestra situación. Amor para ella es lo que sobra”, expresó.

“Para mi es hermoso porque a los dos nos apasiona el festival, nos gusta. A mi más la danza y él la jineteada”, contó “Fati”, quien anticipó que en el recinto montarán un registro civil móvil para darle el sello legal a una jornada llena de folklore, amor y familia.





Comentarios