En la previa a su presentación en Alta Gracia, hablamos de rock, de sus proyectos y la vuelta de Los Guarros.


Javier Calamaro se presentará en el Encuentro Anual de Colectividades de Alta Gracia, este viernes, en una noche que tendrá un tributo al rock nacional, con su participación, más Hilda Lizarazu y Marcelo Moura, entre otros.

Aquí, el resumen de una larga charla en torno al rock argentino, su importancia e influencia, de su carrera solista y de su futuro junto con Los Guarros.

– Si pudieras definir en algunas palabras al rock argentino, ¿qué nos dirías?

– El rock argentino es parte de nuestra cultura. Es nuestra cultura y entiéndase por nuestra cultura ‘todo’: algo que engloba nuestra forma de vivir. Considero que el rock argentino es un aporte fundamental al rock universal porque, a mi modo de ver las cosas, nosotros inventamos el rock en castellano y tenemos algunos de los exponentes más importantes del mundo. Lamentablemente algunos están muertos y otros un poco inservibles. Acá se hizo todo, acá se marcó tendencia con el rock y somos hijos de eso, de esa generación.

– ¿Cuáles fueron los artistas del rock nacional que te inspiraron?

– Desde que era chiquito venía escuchando rock. Naturalmente, por influencia de mi hermano (Andrés) que es cuatro años mayor. Y venía escuchando otras cosas, también, que para mí son fundamentales, que también las considero mi raíz aunque no son rock, por parte de mi hermana Hebe y por parte de mi viejo, el primer músico de la familia. Yo crecí escuchando Sui Géneris cuando mi hermano al toque se compraba los discos. Era muy chiquitito, tendría cuatro o cinco años, en esa época el rock argentino era casi marginal. Y Manal, y Vox Dei y Almendra, que pronto se convirtió en Pescado Rabioso: y ahí descubrí lo que es el rock; más con Pescado Rabioso que con los Rolling Stones. Ése es el pilar, para mí; es un grupo de artistas enormes de los ’70, que es la suma de Charly, Sui Generis, La máquina de hacer pájaros, Serú, Spinetta… básicamente el Spinetta de Pescado y de Almendra. Después, un poco tocando todos los géneros, porque el rock es muy abarcativo en los ’70, desde Aquellarre, Vox Dei, Manal… Era toda clase de rock, muy concreto, muy psicodélico, muy rockero, muy cancionero, muy blusero ¡Pappo, obviamente! Jamás dejaríamos afuera a Pappo de la lista, casi está primero arriba de los demás. Todo eso con lo que crecí es lo que marcó mi vida.

– ¿Qué nos podés anticipar de esta visita a Alta Gracia?

– Voy a hacer un show retrospectivo y actual también, con algunos temas que son más representativos de mi carrera solista y algo de Los Guarros, también.

– ¿Estás trabajando en un disco nuevo? ¿Cómo viene el año 2018?

Estamos juntándonos con Los Guarros con un amor tremendo, con un entusiasmo de chicos de 15 años. Hay un nivel de música tremendo y un nivel de descarga terapeútico, como en los mejores momentos, en los años ’90 y ’91. Es un regreso que no lo hacemos con una compañía ni porque a un productor se le ocurrió, lo hacemos nosotros por puro gusto. Sí, tenemos una compañía pero está supeditada a nosotros, eso implica mis giras y los viajes de Gitano, que tiene una vida en Estados Unidos. Estoy preparando un disco que tiene que ver con una gira que voy a hacer, que me propuse. Voy a hacer entre 40 y 80 teatros de la Argentina, con un concepto de show nuevo para mí. Tiene que ver con este año estaría celebrando mi vigésimo aniversario como solista.

– ¿Seguirán Los Guarros?

Los Guarros acabamos de empezar. Están recién nacidos y es obvio que van a seguir ¡espero que duren 30 años más!





Comentarios