El partido se llevará a cabo este jueves, a las 21.10, en el estadio Mario Alberto Kempes.


Cientos de policías, gendarmes y efectivos de la Fuerza Policial Antinarco despliegan desde el miércoles a la noche un operativo de control en rutas provinciales, en el marco de los controles a las hinchadas de River y Rosario Central, por la final de la Copa Argentina que se disputará en el Estadio Kempes en la noche del jueves.

La Policía confirmó el decomiso de bebidas alcohólicas –damajuanas de vino, ferné y latas de cerveza– y el secuestro de cocaína.

El director de Seguridad Capital, Sergio Gómez, indicó que son casi mil los efectivos que están abocados a los controles previos a la final y en los accesos al Kempes, que serán habilitados a las 17.30 del jueves. Para ingresar al predio del estadio es indispensable portar el DNI.




Comentarios