El atacante del Matador tuvo un partidazo y se retiró aplaudido. Desbordó, obligó y metió un caño fenomenal.


Sin dudas, será una noche inolvidable para el pibe Cristian Ojeda, debutante desde el arranque en Talleres y sobre el cual había grandes incógnitas entre los hinchas.

Sin embargo, el delantero no sólo respondió sino que lo hizo por demás bien esta noche de viernes en el triunfo ante San Lorenzo por 2 a 0, a punto tal que se retiró ovacionado por todo el Kempes cuando Kudelka decidió reemplazarlo en el segundo tiempo por Araújo.

“Un debut como este y en este estadio es algo que siempre busqué desde chico, me siento muy contento y feliz”, remarcó el jugador.

“Jugamos muy bien, creo que merecimos el triunfo jugamos mucho mejor que San Lorenzo”, finalizó.






Comentarios