Ocurrió en el Río Panaholma de esa ciudad serrana y los huesos pertenecerían a un gliptodonte.

  • Publicado por Redacción de Vía Córdoba

Imaginate estar de vacaciones con tu familia y, de repente, todos ser protagonistas de un hallazgo arqueológico, sin tener a nadie que se llame Indiana Jones.

Eso le pasó a un grupo de personas turistas que se bañaba en el río Panaholma, en Cura Brochero en plena zona de Traslasierra, y que encontró restos de un animal prehistórico en el lugar.

El máximo exponente del Museo de los Comechingones, Alberto Cubría, dijo a Cadena 3: “Se trata de restos de un gliptodonte, que tiene más de cuatro millones de años”.

“Es parecido a un quirquincho”, graficó.

Y como curiosidad, contó que “las fosas nasales están arriba de los ojos”.

El hecho causó curiosidad entre los lugareños y turistas que vacacionan por la zona.




Comentarios