Ángel De Brito, palabra autorizada



En una entrevista exclusiva con Día a Día, el periodista habló de las instancias finales de Bailando por un Sueño y de la difícil situación de Marcelo Tinelli en Ideas del Sur.

Por Lizardo Ponce.

Tras un extenso recorrido profesional en la televisión argentina, el periodista Ángel de Brito se encuentra viviendo un excelente año laboral al conducir por segundo año consecutivo su programa Los Ángeles de la Mañana, por Canal 13, pantalla en la que también participa todas las noches como jurado de la nueva temporada de Bailando por un Sueño.

Ángel fue notero, panelista y conductor, y poco a poco fue ganándose su lugar en el medio y llegó a posicionarse entre los periodistas más prestigiosos de la TV al dar a conocer sorpresivas primicias (tanto en pantalla como en redes sociales) que marcaron, en muchas oportunidades, la agenda del mundo del espectáculo.

Querido por algunos y odiado por otros, el periodista disfruta de su profesión y se muestra transparente y frontal ante los televidentes, quienes lo acompañan en cada una de sus transmisiones por las mañanas y también en el mundo 2.0, donde está llegando a los tres millones de seguidores en Twitter, superó el millón en Instagram y va en camino a conseguir la misma cifra en Facebook.

–¿Cómo estás viviendo este año en el jurado del Bailando 2017?

–¡Muy contento! Este año está todo bárbaro porque nos llevamos muy bien con mis compañeros.Nosotros nos divertimos mucho cuando bailan los participantes y mucho más en estas instancias que está mucho más picante.

–¿Es la primera vez que se llevan tan bien?

–La verdad es que sí. Con Soledad Silveyra y Nacha Guevara nos llevábamos bien pero entre ellas no se querían y había ciertas rivalidades, entonces había como un clima raro. Además, el año pasado Pampita también entro en un momento complicado y turbulento, y eso hizo que no se adapte de buena forma al grupo. Este año todo es diferente y nos matamos de risa.

–¿Influye que sean sólo cuatro?

–Creo que no es por una cuestión numérica, sino más bien por el estado de cada uno.

–Y a los participantes, ¿cómo los ves?

–Sinceramente, creo que los participantes están pocos comprometidos en general. Es un año de muchas renuncias, de mucha gente que no se bancó estar acá y tampoco la fama. Muy poco compromiso por algunos y, por supuesto, también están los que se esfuerzan como Federico Bal y Laurita Fernández.

Me gustó mucho el ingreso de Mica Viciconte porque es una mina que tiene mucha garra y, sin dudas, el gran personaje es “La Bomba” que, a pesar de su locura, siempre aporta al show con cada una de sus reacciones.

–¿Por qué crees que está midiendo tan bien de rating?

–El programa está buenísimo y tiene muchos componentes que hace que sea realmente imperdible: los participantes elegidos, el jurado está afilado y, por sobre todas las cosas, Marcelo está con mucho sentido del humor. Él está divirtiéndose mucho y está pendiente de todo lo que va pasando. Además, creo que del otro lado no hay competencia y eso hace que por ahí sea más fácil llegar a un número alto de rating.

–¿Qué opinás de los personajes periféricos?

–Eso pasó todos los años, pero creo que éste fue muy especial con las bailarinas. Ellas encontraron un lugar dentro del certamen y lo aprovecharon completamente. Cada una tuvo un momento para destacarse y eso está buenísimo. La pista del Bailando tiene muchas oportunidades y sólo hay que aprovecharlas, tal como lo hizo el Mago Sin Dientes que terminó bailando con Huevo Müller.

–¿Ya te imaginás una final?

–A mí me gustan Fede y Laurita, Flor Vigna y Mica Viciconte. Después hay un montón que pueden estar, pero eso depende de las ganas que le pongan y del voto telefónico. Consuelo me gusta mucho y también la dupla de Lourdes Sánchez y Gabo Usandivaras. Ellos podrían estar en las instancias finales aunque el teléfono también puede matar a los talentosos… Hay que ver porque esta época es muy impredecible.

–¿Cómo fue puntuar a tus panelistas Yanina Latorre y Nancy Pazos?

–¡Me había olvidado de ellas!Cierto que pasaron por la pista… Yo me divertí mucho porque separé siempre que sean panelistas de mi programa con lo que pasaba a la noche. Las dos se quejaban de los puntajes todo el tiempo y en un momento se pusieron muy intensas.

La rivalidad entre ellas siempre existió. Se odian, no se aguantan y no hay fingidos. Hay momentos en que se llevan mejor pero creo que su relación no tiene solución.

–¿Estás contento con tu programa?

–¡Uff, re contento! Es un año excelente para nosotros. El primero costó porque teníamos que acomodarnos, pero ahora estamos felices con un producto brillante. Tenemos un promedio altísimo y por suerte arriba de la competencia.
En el 2018 se vienen muchas novedades y sorpresas… Se va a poner mejor…

–¿Considerás que marcás la agenda del mundo del espectáculo?

–Sí, pero es algo a lo que me dediqué toda mi vida. Marcamos la agenda al tener primicias todo el tiempo y también tenemos la ventaja de estar a la mañana con todo lo que pasó en la noche anterior en el Bailando. El programa tiene de todo: espectáculo, actualidad y hasta el componente de reality que hay en el enfrentamiento de las “angelitas”.

–¿Cómo ves la situación de Marcelo Tinelli, Ideas del Sur y Grupo Indalo?

–Yo hace 15 años que trabajo para Marcelo. Empecé en la radio y viví todas las etapas de la empresa.Sé que él defiende con todo a sus trabajadores y ojalá puedan salir adelante. Está complicado pero creo que se va a encontrar una solución. Me da mucha lástima porque hay gente que quedó afuera de la empresa y eso es muy difícil de sobrepasar