Entidades del campo rechazan incremento del 37% en el inmobiliario rural



La Comisión de Enlace de las Entidades Agropecuarias Regional Córdoba pide a Schiaretti revisar el proyecto antes de llevarlo a la Unicameral.

La Comisión de Enlace de las Entidades Agropecuarias Regional Córdoba rechazó el lunes de manera enfática el anunciado de aumento del 37 por ciento promedio impulsado por el gobierno provincial en el Impuesto Inmobiliario Rural para el próximo año.

La coordinadora empresaria dijo que “apela al sentido común del Ejecutivo para reconsiderarlo antes de su envío a la Legislatura Unicameral”, para su tratamiento.

Sin embargo, las entidades reconocen como buena intención la segmentación de productores conforme a su tamaño.

La semana pasada, el gobierno cordobés les comunicó a los dirigentes del campo que proyecta un ajuste que oscilará entre el 27 y el 42 por ciento, en el básico del Impuesto Inmobiliario Rural según la superficie de las explotaciones, y del 25 por ciento en los Fondos que se suman al gravamen. Sólo mantendría sin modificaciones la base imponible.

Las entidades aguardan mantener una entrevista con el gobernador Juan Schiaretti, para transmitirle de manera directa su malestar.

La Argentina necesita de un contexto que propicie el aumento sostenido de la producción y la generación de puestos de trabajo para superar la realidad socio-económica que padece, caracterizada por una alta tasa de inflación, un escaso y costoso acceso al crédito y un tercio de su población por debajo de la línea de pobreza”, sostuvo la comisión a través de un comunicado.

No obstante, advirtió que “la política tributaria que desde algunas provincias se está diseñando para el año 2018 no parece favorecer ese imprescindible clima de inversión y crecimiento inclusivo”.

El gobernador de Córdoba, con su intención ya manifiesta de incrementar el Impuesto Inmobiliario Rural muy por encima de la tasa de inflación y la falta de rediseño de la estructura estatal que tienda a eficientizar el gasto público para comenzar a disminuir la presión tributaria que pesa sobre el sector productivo se muestra decidido a postergar, una vez más, ese ciclo virtuoso”, concluyó.